Carne compacta, de fibrosa a gomosa, amarillenta. A veces con moretones azulados o verdosos en los ejemplares jóvenes. De sabor amargo y débil olor a fruta acida, más fuerte cuando la carne se corta.

Esporada en masa de color ocre óxido a marrón. Esporas rugosas con pequeñas verrugas, más o menos elípticas o forma de almendra, dextrinoides.