Carne dura al principio, después pierde consistencia rápidamente y acaba siendo blanda. De color amarillo intenso, que rápidamente adquiere un color azul oscuro y después gris celeste en contacto con el aire. Olor débil, agradable, y sabor dulce.

Esporada color pardo oliva. Esporas lisas, fusiformes, gutuladas, de paredes anchas.