Carne consistente, blanca, de sabor y olor muy agradables, dulzón, como a nuez. Al corte presenta un suave color rosáceo, en especial en la unión del pie y sombrero. Esporada de color marrón oscuro. Esporas elipsoidales, de paredes lisas, marrón claras.

Está finamente decorado, sobre todo en su parte superior, con una retícula blanca que contrasta con el color avellana del fondo, que se va difuminando hacia la base, donde es casi blanco.