Carne blanca, compacta y consistente en la juventud, que al frotarla vira a amarillo cromo, especialmente en la base del pie. Olor y sabor desagradables, como a tinta, yodo o gas, que aumenta notablemente si se cocina.

Esporada de color marrón negruzca, con esporas ovoides, lisas.