Cápsulas sobre un pedicelo de 4-5 mm de longitud, subglobosas, de unos 10 mm de diámetro, amarillentas, con 2-3 lóbulos obtusos. Semillas subglobosas, ligeramente comprimidas lateralmente, de unos 4 mm de largo y de color grisáceas, lisas.

Su savia es muy tóxica y su contacto con la piel o los ojos puede producir graves irritaciones y ceguera temporal.