El desarrollo de las flores se produce a partir de pequeños botoncitos verdosos de color rojo intenso. Al igual que el resto de las tabaibas, el cardón presenta las flores reunidas en una estructura denominada ciatio, que está formado por una flor femenina central con un ovario tricarpelar, sin perianto y largamente pedicelada que se encuentra rodeada por 5 grupos de flores masculinas, también pediceladas y reducidas a un solo estambre separado del pedicelo.

Los frutos del cardón son unas cápsulas tricocas de color marrón-rojizo muy vistosas y dispuestas a lo largo de las aristas de la parte superior de los tallos