Los frutos son redondos u ovales de color verde amarillento o rojizo y alcanzan un diámetro de hasta 3 centímetros.

En verano, durante el período vegetativo, se riega con regularidad, pero dejando secar completamente el sustrato antes de volver a regar, en invierno se mantiene seca en temperaturas alrededor de +3/+5ºC, este período frío y seco favorece la floración.