Extendiéndose como un pequeño pedazo del paraíso en la tierra, la playa de Sotavento se encuentra envuelta por inmensas dunas bañadas por aguas calmadas, cristalinas e inalterables en las que es necesario avanzar varios metros hasta encontrar un espacio profundo.
Al tratarse de una de las playas más extensas de Costa Calma, la playa de Sotavento es el espacio ideal para aquellos que buscan un entorno tranquilo y sin multitudes en el que disfrutar de la naturaleza.
Son muchos los que eligen la playa de Sotavento gracias a sus fuertes vientos que la convierten en el espacio ideal para practicar algunos deportes náuticos como el windsurf, el surf y la vela. Cada año tiene lugar en la playa la celebración del Campeonato Mundial de Kitesurf entre otros muchos.