La erupción del Volcán de La Corona dio lugar a grandes tubos volcánicos creados por una corriente de lava, que gracias al desplome de todo menos de su techo, son visibles ya que se encuentran vacíos en su interior. Estos grandes agujeros son llamados jameos. Los Jameos del Agua están compuestos por tres aberturas (Jameo Chico, Jameo Grande y un tercero, denominado Jameo de la Cazuela) y son los más cercanos a la costa. La espectacular belleza de esta cueva, cuyo fondo aparece ocupado por agua infiltrada del mar, es actualmente uno de los principales atractivos turísticos de la isla conejera.