Una de las playas más bonitas de Lanzarote. Uno de los atractivos que convierten Famara en una de las mejores playas de Lanzarote es que su entorno se conserva prácticamente virgen ofreciendo una estampa única, aunque esto es algo que se traduce en la carencia de servicios, algo a tener en cuenta si sois de los que necesitan tener duchas, restaurantes y tiendas a mano.