El relax y la tranquilidad que se respiran en la localidad turística de Costa Calma hacen, sin duda, honor a su nombre. Situada en el sur de Fuerteventura, junto al paraje natural de Jandía, es como un oasis en medio del paisaje árido de la isla. Además, cuenta con hoteles y apartamentos de diferentes categorías, por lo que puede ajustarse a lo que necesita cada turista. Su extensa playa esconde muchos rincones para descansar, pero también es perfecta para descargar adrenalina practicando deportes acuáticos.